miércoles, 12 de julio de 2017

Regreso a Cold Mountain ¿nostalgia por la tierra o por el amor?



Para Mayte Alayón

Antes de abordar el tema quiero indicar que me resulta inevitable no hacer comparaciones y extrapolaciones con "Lo que el viento se llevó" debido a que las tramas se desarrollan en la misma época conflictiva y en consecuencia
tocan los mismos problemas. Sin duda habrá quien diga que !Lo que el viento

se llevó no tiene comparación! Pero lo que hago acá es algo netamente técnico, no obstante subyace la idea de que el solo hecho de la comparación, habla muy bien de la que vamos a comentar sin reducir en un ápice a la cinta
inmortal de 1939.

Cold Mountain (2003) está basada en la novela homónima de Charles Frazier publicada en 1997. El autor se crió en las montañas de Carolina del Norte escuchando las historias sobre la Guerra de


Secesión que habían transmitido a la familia su tatarabuelo y su tataratío, el auténtico W.P. Inman, un soldado confederado que recorrió 480 kilómetros a pié desde un
hospital de Virginia.
El libro cautivó a lectores de todas las edades y Newsweek lo calificó de “magnífica y genuina saga romántica que rebasa las cotas más altas de la literatura”. The Raleigh News & Observer lo describe como “lo más cercano a una obra de arte dentro del panorama de la narrativa estadounidense actual”. La

novela se mantuvo durante más

de cuarentaicinco semanas en la lista de libros más vendidos del New York Times, fue galardonada con el Premio National Book en la categoría de libros de ficción y, en la actualidad, forma parte del programa de literatura de colegios y universidades de Estados Unidos.

Historia de lo más
romántica en el entendido que hace culto a ese amor contemplativo  que dio nombre a una época y hasta a una cultura, "el romanticismo", lo que se resume en la

expresión: quieres volver a un sitio o quieres volver a alguien. He aquí una diferencia crucial con la novela de la
Mitchel, donde también hay amor pero de una forma más pragmática, digamos que más moderna, donde se termina dándole una patada al romanticismo.

Cold Mountain es una visión  descarnada de la guerra. En ella se evidencia la capacidad tecnológica del ejército del norte, en el sitio y asalto a la fortaleza de Petersburg conocida como La batalla del
cráter. Organizada luego de que los unionistas cavaran una mina por debajo de las líneas confederadas,  y la sembraran  con cargas masivas de

pólvora, que hicieron detonar en la  madrugada.

La explosión barrió una gran extensión de las defensas confederadas y causó un cráter, pero esto  lo que hizo fue convertirse en una trampa para las propias tropas de
la Unión, pues al iniciar la carga de infantería, quedaron atrapadas dentro del cráter que ellos mismos habían originado, siendo muy difícil la escalada, mientras que los soldados rebeldes, que ya habían pasado la etapa de conmoción, estaban reaccionando desde el borde del
cráter hacia los atacantes agolpados en el fondo. Ya se
podrán imaginar la carnicería. 

El cráter puede ser visitado hoy en día y en números redondos, posee cincuenta metros de largo   


diez de profundidad. Sin duda un botón de muestra de la que fuera la guerra civil (la menos civilizada de las
guerras)La guerra también nos permite avistar la solidaridad a ultranza de los aldeanos de una misma comarca (algo muy romántico también) pero sobre todo el desgaste y el hambre en las comunidades tras retaguardia y como las autoridades locales aprovechan su

posición para causar desmanes contra la población civil, algo que a pesar de ser tomado en cuenta en "Lo que el viento se llevó" no está expuesto con la saña que se presenta en Cold Mountain.

Una de las pocas fallas de Could Mountain está en las
escenas previas a la declaración de la guerra que representó el asalto al fuerte 

Sunmer, donde aparecen unos algodonales cosechados por mano de obra

esclava. Pero ese asalto fue en abril de 1861, temporada en
que no se colecta el algodón sino que se prepara la tierra y se siembra. Es bueno acotar que Selnick estuvo a punto de caer en este error histórico hasta que lo convencieron de que en ese momento no había cosechadores en campo. Por cierto en ambas películas la referencia a la esclavitud es convenientemente soslayada.

Algo importantísimo en el film que nos ocupa, es la nostalgia y cierto sentimiento contradictorio entre la alegría y la tristeza por el terruño, eso que, a decir de los lusitanos -y que no tiene traducción- es llamado saudade  y que en esta película es algo muy marcado evidenciado en las palabras de un soldado agonizante: Te

gané, ya estoy regresando a Cold Mountain.


La música es algo que no podemos dejar por fuera, de hecho es parte inherente representada por un grupo de fujitivos con violín, banjo y mandolina al estilo blue grass, esta última interpretanda por Jack White, quien hace uno de los papeles. Resulta curioso que se trata de un rockero, vocalista y guitarra de la banda The White Stripes y que en
esta película lo hace muy bien con la mandolina. El country de la banda sonora es muy suave para mi gusto , pero country al

fin, algo que se agradece aunque entiendo que con una situación como  la narrada la cosa no estaba para una música más recia. 

De ellas no pueden dejar de oir

Wayfaring stranger  "Peregrino y extranjero" (1) una pieza tradicional interpretada en las iglesias y en los funerales que
ya se pueden dar cuenta de la carga de nostalgia que lleva.

Película muy larga pero donde su juego de segmentar los planos temporales

 hace que gane la atención del espectador. Además alienta el amor a la tierra que cada uno de nosotros conoce pero que en la literatura se le puede llamar Ítaca, Tara, Doce Robles o Macondo. Pero, seamos sinceros, no es
solo esto sino lo interesante de la trama que no decae en ningún momento. Una obra digna de disfrutarse con todo el tiempo que se pueda. No sé hasta qué punto el hecho de haberla visto  en mayo del 2017 en una Venezuela convulsa y con su sociedad civil bajo amenaza, tenga para este servidor implicaciones muy personales, aun así la recomiendo. 
----------------
 Fuentes:
www.anatomiadelahistoria.com

www.artepochoclero.blogspot.com www.mejoresescenas.blogspot.com 
www.labutaca.com



Ganadora del Oscar  Mejor Actriz de Reparto (Renée Zellweger)



Nominada a 6 Oscar  Mejor Actor (Jude Law)  Mejor Montaje, Mejor Fotografía, Mejor Banda Sonora, Mejor canción (T Bone Burnett, Elvis Costello (Scarlet Tide)) & Mejor canción (Sting (You Will Be My Ain True Love))  



(1) Para oir "Pobre peregrino y extranjero" con subtítulos,
recomiendo el enlace de la película Alabama Monroe: https://www.youtube.com/watch?v=uLAQ88RrcvM

 ----------

Trailer:
https://www.youtube.com/watch?v=t7OQIn7Yuvc 

Ficha técnica:
Dirección: Anthony Minghella.
País:
USA.
Año: 2003.
Duración: 155 min.
Interpretación: Jude Law (Inman), Nicole Kidman (Ada Monroe), Renée Zellweger (Ruby Thewes), Eileen Atkins (Maddy), Brendan
Gleeson (Strobod Thewes), Philip Seymour Hoffman (Reverendo Veasey), Natalie Portman (Sara), Giovanni Ribisi (Junior), Donald Sutherland (Reverendo Monroe), Ray Winstone (Teague), Kathy Baker (Sally
Swanger), James Gammon (Esco Swanger), Jack White (Georgia).
Guión: Anthony Minghella; basado en el libro de Charles Frazier.
Producción: Sydney Pollack, William Horberg, Albert Berger y Ron Yerxa.
Música: Gabriel Yared.
Fotografía:
John Seale.

Montaje: Walter Murch.

Diseño de producción: Dante Ferretti.
Dirección artística: Pier Luigi Basile, Luca Tranchino, Cristian Niculescu y Maria Teresa Barbasso.

Vestuario: Ann Roth y Carlo Poggioli.


martes, 25 de abril de 2017

Venezuela, estado de guerra en tiempos de paz

El régimen autoritario y demagogo establecido en Venezuela en los primeros dieciocho años del siglo XXI, con su política de expropiación agrícola e industrial, tiene el récord de haber llevado a la única nación petrolera del Cono Sur a unos grados de miseria que la han puesto al borde de una
emergencia alimentaria y eventualmente una crisis humanitaria solo vista en países en guerra o bajo una catástrofe ¿su única medida? Ocultar datos como, inflación, índice de escacez, índice de inseguridad, niveles de producción agrícolas por rubros y hasta la producción petrolera, cifras que han pasando a ser "secreto de Estado". El caso es que si en el 2002 las protestas
se planteaban para salvar 
los fundamentos democráticos

Hoy (abril 2017) se plantean como una forma de supervivencia
  y para abrir el cauce electoral y pacífico cerrado desde el año 2016 cuando debían haberse realizado las elecciones regionales, negadas por el régimen en el entendido
de que por esa vía no ganarán. El resultado ha sido la más despiadada represión a toda manifestación mientras se levanta un cerco comunicacional al país, al punto de eliminar canales de televisión por cable y  decena de portales de internet desde los servidores nacionales, todos controlados
por el Estado.
Las protestas de esta semana se desataron por el decreto de eliminación del Congreso al estilo Fujimori y tienen un patrón similar a las otras, a pesar de ser pacíficas, los cuerpos de seguridad del Estado, amparando a civiles

armados y equipados (motos) por el gobierno, llamados "Colectivos" , suerte de camisas negras (Italia) camisas pardas (Alemania) o Tonton macute (Haití) irrumpen en las manifestaciones, para provocar, saquear y hasta asesinar.
Debo indicar, con temblor, que las mismas condiciones de la España de 1936 están dadas en la Venezuela del 2017 donde el gobierno de manera irresponsable, pretende arrastrarla a una
hecatombe similar a la que sufrió su  Madre Patria.
Quiero destacar que la mujer ha desempeñado un papel preponderante en estas protestas, símbolo de ello es una señora de origen lusitano que fue traída
desde niña de un Portugal en dictadura y economía de post guerra, a  ese paraíso que era Venezuela y que, al igual que en la plaza Tiananmen, se interpuso en el trayecto de una tanqueta, y todo en medio de una atmósfera irritante por las
bombas lacrimógenas, al punto de agonizar por la flema y la falta de respiración. Ese es el enrarecimiento que no se puede apreciar en las instantáneas pero que es demasiado real. Estás imágenes que ahora
presentamos (algunas de archivo) parecen escenas de una película apocalíptica al estilo de "Cuando el destino nos
alcance" pero son el día a día del venezolano y más de los que en una manifestación pacífica hemos sido víctimas de la represión. Dios sea por Venezuela.
 



 








Apuntando a la cara



Monja  preparándose para afrontar los riesgos de manifestar en Venezuela

Funcionaria tomando por el cabellos a  una manifestante ya sometida para derribarla


Luego  de derribada la funcionaria le golpea el rostro con su casco. 2014


 Ese año 2014 aparecieron estas armas medievales de garfios con cadenas, contra los manifestantes






 Joven desnudo, armado solo con una Biblia letra grande, conminando a los gendarmes a no reprimir una manifestación pacífica,




 

 abril del 2017, a este joven  se le conoce como "el guerrero desnudo"

 A pesar de estar totalmente indefenso, igual le descargaron perdiganos por la espalda y lo sometieron a los gases, pero en ningún momento soltó su Biblia

 La señora María José. Atención al soldado que está sobre la torreta
 


La dama asfixiada por las bombas que le lanzaban desde la torreta del vehículo



Obsérvese la manopla




 Devolviendo una bomba lacrimógena, obsérvese que la dama ni tiene protección respiratiria ni tampoco un guante




 ¿Por qué nos reprimen si nuestra manifestación es pacífica? Preguntas sin respuesta










 La Miss turismo, estado Carabobo, Génesis Carmona, abatida de un disparo en la cabeza en las protestas del 2014



 Ensañamiento. NOTA: Se ha reportado que los cuerpos de seguridad están colocándo a civiles afectos al gobierno en sus filas para reprimir, el hecho de que algunos no tengan el uniforme reglamentario da pie a pensar en eso, atención al calzado de la guardia

¿Acaso esta foto no se parece a "La libertad en las barricadas" de Delacroix?



Disparar bombas lacrímógenas de manera horizontal y perdigones por la espalda


 En Aragua se presentó un caso donde un policía se encontró con toda su familia que estaba manifestando



La represión no respeta ni a los adultos mayores
 
 ¿De qué lado es que está el miedo?




 Escudos y las bombas bioquímicas puputov, obsérvese la tanqueta

Agua a presión contra los manifestantes que se defienden con una endeble capa de escudos


 La peligrosa maniobra de rescatar una bomba lacrimógena y devolverla


No se confunda, no se trata de una escena medieval, son los manifestantes resguardándose de los perdigones y las bombas


Daniel Arellano, biólogo de 31 años experto en serpientes, trabajaba en la producción de suero antiofídico en la UCV Universidad Central de Venezuela. Estaba en las protestas de San Antonio de los Altos el martes 16 de mayo 2017, cuando recibió un disparo en el pecho. Foto antes de expirar.

 Agradecimiento a mi amiga Gatúbela, médico socorrista que ha riesgo de todo, nos ha prestado una ayuda valiosísima en esas escenas de desastre en que se convierten las manifestaciones. Gracias también a Tami por facilitarme las imágenes