domingo, 5 de noviembre de 2017

La América de ensueño en el arte de Norman Rockwell

 Sus cuadros no eran piezas de museo, ni su nombre aparece en los textos de artística, pero la historia de la comunicación de masas

y la imágen que tiene de
si misma

la Norteamérica de a pié no sería  concebible sin sus imágenes.
  Por casi medio siglo su obra estuvo expuesta en los kioskos de cualquier esquina en cualquier rincón de los Estados Unidos.
Norman Rockwell (1894-1978) ilustrador de un detallismo obsesivo y de una verosimilitud fotográfica.
Su dedicación al trabajo fue de una
eficiencia industrial pues llegó a pintar más de cuatro mil obras.
Trabajó en el The Saturday Evening Post,  semanario de una tirada de tres millones de ejemplares por semana, además de Coca Cola, (El San Nicolás, tal y como lo conocemos, fue un encargo de esta compañía para el artista) Ford, Kelloggs, entre otras, sin contar que por cuatro décadas fue el que hizo las portadas para la revista de los Boy Scauts.
En su pintura se encuentra más información sobre el
American way of life que en una biblioteca de historia, dando la impresión de que el pasado, sencillo y hasta "ingenuo" que ahí se ve, alguna vez fue real.
Debido a esto, muchos lo han acusado de evadir  la cruda realidad que también se vive en Norteamérica, pero esto no es  cierto, pues temas como la Guerra y hasta la segregación racial (la imágen de la niña que debe ser escoltada por empleados federales para poder asistir a una escuela desegregada)
 fueron abordados por el artista, aunque hay que
agregar que lo hizo con un sesgo particular, de hecho, al respecto afirmaba que él pintaba a los Estados Unidos que él quería ver.
El hecho de ser neoyorkino lo hizo añorar los espacios abiertos, por eso sus paisajes suelen situarse en los pueblitos de la ruralidad, exaltando los lugares comunes favoritos, el amor al trabajo, la iniciativa privada, el estado de libertades, el ciudadano anónimo pero valiente etc.
Lo que más resalta de su obra es que, en cierto modo, convierte lo cotidiano en épico.

Vale destacar que Rotwell es una suerte de Mark Twain en versión gráfica, porque sabía que los niños y los perros siempre venden y más si se lleva  la pintura al límite de lo caricaturesco pero sin dar el salto definitivo.
Soy de los que piensan que el arte de Rotwell, si bien no llegó a tener la impronta de obra maestra
-algo de lo que él mismo lamentó toda su vida- su trabajo más que "el
sueño americano" de la sociedad de consumo, posee una atmósfera que nos impregna, algo que, aunque sea o no sea verdad, podemos catalogar como "El ensueño Americano".
Fuente: Boris Muñoz El Nacional, Caracas, 17 de febrero 2002.














---

sábado, 14 de octubre de 2017

El secreto de sus ojos. Golazo del cine argentino

Les adelanto que para mí, esta es una película de culto y al hablar de ella lo hago más como un fanático que como un observador del hecho cinematográfico, por eso será mejor que cite a los entendidos y me limite a la imagenología de la misma.
 Esta grandiosa película está basada en un también grandioso libro. El texto que dio origen al filme se titula La pregunta de sus ojos del escritor argentino Eduardo
Saccheri y fue la primera novela del autor que, desde la década del 90, se había dedicado a la escritura de cuentos (ya esto en lo personal hace que me identifique con el libro)
El libro, fue un éxito, pero su adaptación al cine, en la que
el mismo Saccheri fue coguionista, fue la que lo convirtió en un fenómeno, en parte porque a la trama policíaca le incorporaron una historia de romance que humaniza a los protagonistas.
El mismo Campanella reconoció que ese toque humano único del
libro lo que lo cautivó para llevarlo al cine: “Me encantó la mezcla de un género como el policial, que se basa en un suceso extraordinario, con
personajes ordinarios, que viven el día a día como en la vida real”. A su turno, en entrevista con ‘El Clarín’, el coprotagonista Guillermo Francella, comentó: “El libro es muy potente. Cuando Juan me lo dio, le dije: Te quiero
acompañar. Es una historia maravillosa”.
--------
Lo que se espera siempre de un triller es que la trama mantenga al espectador al borde de la silla, expectante, con giros de tuerca que sorprendan y que no den luces de un desenlace claro. Pues bien, eso es exactamente lo que te
encontrarás en ‘El secreto de sus ojos’: un guión sobrio, inteligente y bien ejecutado, con el nivel de intriga adecuado y donde nada es fortuito. De hecho, gran parte del mérito de la película, según la crítica especializada, es lo milimétrico de
la producción, donde cada escena está cuidada al máximo.Una toma aérea de un estadio a reventar, requirió de un impresionante despliegue técnico pues
según Campanella, los recursos con los que se hizo la filmación era limitados: “No tenía más que 150 extras y tres días para filmarlo. Si lo hubiese filmado de la manera convencional podría haber llevado dos meses. El espectador se siente en medio de la escena como si estuviese correteando a este tipo por todo el estadio. 
Y en cuanto a la actuación ¿si está Ricardo Darín en esos lares, qué más se puede esperar? Sea como fuese, si no la han visto, no duden en hacerlo.
Fuente:
RTVC Señal Colombia
http://www.senalcolombia.tv/cine/noticias


Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=viV-OC4bpOw 
----------
Película completa, audio latino: https://www.youtube.com/watch?v=viV-OC4bpOw


Ficha técnica:
Título: El secreto de sus ojos
Título original: El secreto de sus ojos
Dirección: Juan José Campanella
País: Argentina

Año: 2009
Fecha de estreno: 25/09/2009
Duración: 127 min
Género: Thriller
Calificación: No recomendada para menores de 7 años

Reparto: Ricardo Darín, Guillermo Francella, José Luis
Gioia, Javier Godino, Pablo Rago, Soledad Villamil
Web: www.elsecretodesusojos.com

Distribuidora: Alta Films
Productora: Tornasol Films, 100 Bares, Haddock Films

viernes, 15 de septiembre de 2017

¿Sabes cuál fue el primer rock en lograr disco de oro?

Se trata de Rock around the clock rock "alrededor o al
compás del reloj" de Bill Halley y sus Cometas. Una canción estridente, irreverente, rompedora y en la que se acepta, más bien se pide, hacer toda clase de marabalismos no solo a los bailadores, sino también a los músicos. Fue escrita en 1953 pero la Casa disquera de Los Cometas (grupo que
había comenzado como folk, con sus guitarras de doce cuerdas,mandolina blue grass y banyo) se había negado a grabar semejante
esperpento de salvajismo ruidoso y letra intrascendente. Pero al cancelar el contrato Billy se unió a Decca y abandonó de forma definitiva el atuendo vaquero y todo lo que imlicaba, para entrar de lleno al nuevo ritmo, llegando los músicos a convertirse en unos auténticos ginnastas del rock an roll y al fin, en mayo de 1954 pudo ser grabada. El caso es que apenas llegó a aparecer en el número 36 de la cartelera Bilboard por solo dos días.
todo hubiese quedado ahí si Halley no hubiese enviado el disco a un amigo en Holywood para ver si podía entrar en una película, y en efecto, fue pedida para banda sonora de The black board jungle en español "Semillas de maldad" acerca de la delincuencia juvenil en los liceos y el esfuerzo de un profesor por revertir esa situación. De allí en adelante la historia fue diferente.

Rock around the clock es el tercer sencillo más vendido de la era del rock y el primero en alcanzar disco de oro, con más de treinta millones de copias vendidas y que abrió las compuertas para la avalancha que se precipitaría sobre el público en los nombres de Jerri Lee lewis, Litter Richars y Elvis Presley
-------
Fuente: www.curiosono?
------------
La canción:
https://www.youtube.com/watch?v=ZgdufzXvjqw 

miércoles, 16 de agosto de 2017

El día siguente. Radiografía del Holocausto Nuclear

Si hay alguien, además de Dios, a los que tenemos que agradecer el estar vivos en este momento, es a los realizadores de la película "El día después" o "El día siguiente" The day after, de 1983 ¿Estoy
exagerando?...Puede que si, porque en realidad los procesos históricos son la suma de múltiples, grandes y pequeñas circunstancias, pero el arte juega su papel y esta  no fue la primera ni se á la última película apocalíptica pero ¡cómo influyó!


En los años 80ta en plena guerra fría y luego del éxito de la película Síndrome de China donde se narran los sucesos
derivados de un accidente nuclear, los estudios ABC deciden armar una miniserie (que luego se comprimirá para formato cine) que relate los efectos de un intercambio nuclear como el que todos esperaban. Para eso fue llamado Nicholas Meyer ("Los pasajeros del tiempo" y las entregas 2 y 6 de Star Trek Viaje a las estrellas) 

La película comienza con un avión sobrevolando el Medio oeste noeteamericano con sus paisajes bucólicos, sus graneros, las vacas los potreros, las bastas praderas sembradas de cereales, las ciudades dispersas entre ese gigantesco medio rural, en fín, todo aquello que por tan
familiar olvidamos que da forma a lo que llamamos "civilización", hasta que nos damos cuenta que el avión no es más que el comando aéreo automátizado que asumiría la salida de misiles de tierra mar y aire desde su computadora cuando el comando central en tierra sea hecho polvo, de hecho, cada uno de los
pilotos, en caso de luz roja debería colocarse un parche de pirata en uno de sus ojos considerando que la luz de una explosión en su radio de visión los dejaría ciegos, de forma tal que se cambiarían el parche para el ojo dañado y seguir viendo por el otro.
La trama se desarrolla
alrededor del poblado de Lawewnce a pocos kilómetros de la ciudad de Kansas y es el foco debido a que es allá donde está el mayor silo de misiles en tierra de los Estados Unidos. Los personajes son los más disímiles y representativos de la sociedad moderna,
aunque alejados de los líderes y los políticos, más bien digamos que son el ciudadano "de a pié" como decimos en Venezuela: un médico, dos estudiantes universitarios, un soldado y una familia del medio rural, cada uno con una trama

distinta y sus problemas cotidianos, unos mayores que otros pero presentimos que, comparado con lo que se está gestando sus problemas en realidad son la felicidad misma. Esto se comprueba con el escalofrío que da el presenciar la salida de las ojibas nucleares y saber que en cuestión de horas, las que salieron del otro lado del Mundo estarán llegando sobre tu pueblo, y los tuyos.
La película  tiene una fuerza documental tan realista que su exibición provocó alteraciones sociales a nivel mundial, incluso fue prohibida en algunos países. Por eso insisto en
que de alguna forma debe haber contribuido a que en cosa de un lustro, la llamada "Guerra fría" se comenzara a desmantelar con la caída del Muro de Berlín. De hecho, en la misma hay una mención a lo que se llamó "La crisis de los cohetes cubanos" en 1963.
¿Se trata de una amenaza conjurada?...Es lamentable admitir que no es así, es más, la combinación de un megalómano obtuso
en Corea del Norte, con un guerrerista obstinado en la Casa Blanca vuelven a retomar el tema con mucha fuerza. Por eso es que no está de más volver sobre esta aterradora e inquietante película que nos avisa hasta dónde pueden llegar los llamados "juegos de guerra".


Trailer: